miércoles, 9 de marzo de 2016

Código Astrolabio


El objeto de estudio son las cosas repetidas y el invento es el código astrolabio.

Pongo el ojo en el código astrolabio dirigido hacia la bóveda mental. Toma la luz de las estrellas* y determino a qué altura me encuentro. Coloco las galaxias* alrededor de los agujeros negros*, hasta la más lejana y menos brillante debe quedar perfectamente alineada. Logro orientarme con exactitud al observar que esas otras cosas repetidas* en realidad están a mucha distancia.

No se trata de intentarlo muchas veces, ha de hacerse de manera diferente.


*Estrellas: cosas repetidas inmutables, nada garantiza que van a estar siempre ahí, pero el hecho es que hagas lo que hagas, están y eso da mucha seguridad.

*Galaxias: cosas repetidas lejanas que no influyen mucho en las mareas ni en las tormentas pero son como farolillos en día de fiesta.

*Agujeros negros: si entras allí no sabes por donde ni cuando saldrás, son cosas repetidas que no se eligen, tocan. (lo máximo que he logrado a base de repetir ha sido rehuirlas, trazar puentes o echarles de comer aparte).