miércoles, 14 de diciembre de 2016

Tu nombre


Otra vez frente al verdugo que hace girar palabras, estrangula sonidos hasta ahogar el entendimiento, se asegura que matas y mueres. 

Reencontrarse con el eufemismo de la crudeza en lo mismo, la acción que enarbola la bandera de la vil cobardía del valiente es parálisis agotadora.

Súbito encuentro con viejos conocidos en territorios desconocidos, cara a cara con la insaciable insoportable levedad del ser en el mundo que solo es mundo.

En esta ocasión no barro la baba de caracol bajo la alfombra roja, en mi silencio incondicional muere el río revuelto, daré la espalda al Sistema deshumanizado cuando busque puentes.

Hoy mismo voy a ponerte un nombre no demasiado técnico para que cuando te llame, te vuelvas.

Palabra reservada

En tu propio lenguaje de amor "te quiero" es palabra reservada, no puedes con otra persona, ajena a tu unión usarla para nombrar variables de lo que no es, ni inventar funciones secretas, ni crear objetos fetiche, ni vivir nuevos procedimientos. Tu palabra reservada "te quiero" es palabra susurrada en voz, y me empeño, ajena a tu lenguaje, a definirla como identificador de una pasión desbordada, como si ignorara que al ejecutarla da tal error que es imposible deletrearla ni acortada, y aún sabiendo los sucesos pruebo de nuevo a rogártela

Junio 2014

Ese pasado que ya ha pasado

Este pretérito perfecto simple en presente de indicativo, puede ser futuro no condicional, si se escribe como vocativo

Junio 2014

Para que no se pierdan

Te acercas a mi de puntillas para no derretir con tu luz mis alas, como a ícaro. Aún no asumes que soy tu Luna y tus rayos han borrado de mi cielo palabras como nube.

Este silencio tuyo, bendito. Y mi vuelta a la brecha, nuevamente. Y el deseo de saber, de antemano, que lo esperas. Solo me queda cocinar, a solas, el deseo de tu vuelta

Junio 2014

Batalla perdida

¡Mandad el ritmo lento del tiempo, que inyectado en la boca anestesie su mente!
¡Lanzad a discreción silencio, oídos sordos, al eco!
¡Por el frente que avance el descanso, la posada, la pausa, que no sienta su pulso, que desacelere!
¡Con pies de plomo andará si sembramos trampas, haced movedizo su suelo!
¡Por la retaguardia que ataque el pasado, que hoy sólo pase lo que a ella le sucede!
¡Decretad el bloqueo que bloquee sus lágrimas, que se inunde por dentro!
¡Preparad el plan B, prevenir que se escape en el aire, o se funda en el agua, o se queme en el fuego, o en la tierra se integre!
¡Levantad barricadas de humo, impedirle que vea, que desfigure su sueño!

¡Ponedme delante, cretinos!, dijo él al oírlos, ¡con un segundo será suficiente!

Junio de 2014

CUENTOS

HABÍA UNA VEZ
Un rato que era
cada día
Una vez en la vida

ÉRASE QUE SE ERA
Dos fuerzas contrarias
Formaron montaña
Durmieron al raso
Creció la sabina, el cárabo, el lago...
Soñaron con viento
Su emoción es nieve perpetua

19 de Junio de 2014

Poesías de verano

Al viento
flota el viento en el viento
calienta mi cuerpo
se aleja un poco
lo detengo
me recorre por dentro
surca mi frente
frota mis labios
levanta mi falda
vaporoso
en silencio
pero vuelve, si lo llamas vuelve
cierra mis ojos
tiembla mi cuerpo
eriza mi torso
se aleja cargado hasta otro cuerpo

vela tu río
azul intenso derrite razones
amarillo paciencia arden silencios
humo espesante tiembla de miedo

aire quemafuego
fuego comeaire
sombra saliente
luz penetrante

cruje su llama en mis yemas
líquido acoge mi grito
paraliza al unísono lágrimas

mecha espectante

8 agosto 2014

Al borde de la nada

Allí en el borde de la nada, te hallas
Frágil, agotada, inerte
No hablas
Sientes no sentir nada

Perdonas que en la nada no hay nada

Suicidas la mente quieta , inquieta
repudio de lo móvil, inmóvil
Disección del pensamiento esqueleto que no piensa
no respiras, es vaho que empaña
El mañana se constriñe con la niebla baja
desnuda y desnutrida tu respuesta disruptiva te engaña

20 de noviembre de 2014

me salvan tus brazos

Al besar tus labios mi lengua roca, incisivos, manan agua no tratada que bebes obseso y me salvas, al igual que me salvan tus ojos brillantes que juegan en mi enmadejada mirada puliendo un tesoro verde sobre negro que dices que viste, o perdiste o no se si hallas, con tus manos cálidas erizas mi cuerpo obediente y poseído te salva. Por mi lo hacen tus brazos que me rodean entera, delicados me acogen si vuelvo, cuando vuelvo y como vuelva. Tu "Cristina" me salva de estrellarme en la tierra por vuelo rasante o picado forzado en el cielo estallada y me sigue salvando compartir cama contigo y la poca misma opinión que pensamos, libre y respetada. Pero lo que sin duda me salva hoy es que no vas leer esta memez porque no estás en la red y no pienso enseñártela.

Feliz 45 cumpleaños Amor